Un Año por Europa sin Cámara de Fotos

Un Año por Europa sin Cámara de Fotos

Brujas, Bélgica. Septiembre 2004

Cuando me fui a vivir a Bélgica, lo primero que empaqué fue una cámara fotográfica digital que me prestó mi papá. Esto fue en el año 2004, aún no existían los celulares tan avanzados de hoy en día. Cuantas aventuras por Europa podría tener, amigos de todo el mundo, y miles de anécdotas que contar y felizmente todo quedaría consignado en mis fotos.

Sin embargo, a la primera semana de haber llegado, ya lista para empezar a documentar todas estas experiencias, la cámara se dañó. Aunque había llevado un conector para pasar la energía de 110 a 220 voltios, algo se quemó.

Mi papá me dio los datos de un lugar en Alemania donde podía enviar la cámara a arreglar. Hice la diligencia, y después de varias semanas de esperar, llegó “arreglada”. Yo saltaba en una pata, “no estuvo tan grave”, pensé.

Amsterdam, Países Bajos. Septiembre 2004.

Ensayé tomar fotos, pero esta seguía presentando problemas. ¡Qué le pasa a este aparato! ¡Qué frustración!

La volví a mandar a arreglar a Alemania, con la esperanza de que esta vez sí quedara operando. Esperé pacientemente durante 2 meses. La cámara llegó nuevamente,  pero…. ¡no funcionaba! Y yo con mis pocos dotes mecánicos, por no decir ninguno, sinceramente no logré saber cuál era la falla. Además, no tenía plata para comprar una nueva.

Así que, el año entero de intercambio en Europa, el sueño de toda chica en sus early 20s, estuve sin cámara. Nunca pensé que esto me pudiera ocurrir. Pero ¿sabes qué? fue uno de los años más felices de mi vida. Disfruté cada instante, cada fiesta universitaria, cada viaje y aventura.

Lisboa, Portugal Dic 31. 2004

Me acuerdo de los paseos con mucha alegría y aunque no recuerdo todos los detalles, en el desarrollo de este blog te compartiré historias y anécdotas de mis vivencias en este país multicultural. También recopilé fotos que mis amigos tomaron, compartiré algunas de estas.

Por último aunque estamos en el 2019, y lo más común es que cada persona tiene un celular con una cámara fotográfica de buena resolución, te dejo estas 3 recomendaciones para guardar tus memorias de viajes:

#Verilailatips:

  1. Haz back up en la nube de las fotos que tomas en tu celular.
  2. Lleva una libreta pequeña/cuaderno o una tablet, y ¡escribe! Nada mejor que leer las anécdotas después de un viaje y reírse de uno mismo.
  3. Vivir el momento presente. Las fotos son maravillosas y nos traen miles de recuerdos, pero nada se compara con estar aquí y ahora grabando las memorias en el corazón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial
Instagram